La trompeta, un instrumento clásico

La trompeta tiene uno de los sonidos más peculiares de los instrumentos viento metal. Se fabrica con una aleación de metal que emite sus vibraciones gracias a la vibración de los labios del trompetista.

Suele estar afinada en si bemol, es decir, un tono por debajo de la afinación real. La trompeta se compone del tubo, parte central alargada, válvulas y pistones. El cuerpo de la trompeta tiene una serie de vueltas que son críticas para la entonación del instrumento.

Los pistones se encargan de que el aire atraviese de diferente manera el tubo central, de esta manera se consiguen diferentes tonos. El sonido es finalmente proyectado hacia el exterior por la campana. La afinación de la trompeta se puede ver afectada por la temperatura ambiental, por lo que es necesario calentar el instrumento antes de utilizarlo, para ello se debe soplar previamente.

Existen diferentes tipos de trompeta orientadas al nivel del trompetista. Además existe un modelo reducido llamado trompeta pocket, más compacto aunque con un sonido similar.

Es muy común ayudarse de la sordina para conseguir ciertos tonos. La sordina cambia la calidad del sonido y atenúa el resultado. Se fabrican de fibra o metal.

La trompeta es casi tan antigua como la humanidad, si bien la trompeta tal y como la conocemos en la actualidad es muy posterior. Las primeras solían estar construidas a partir de cuerno de buey y servían como trompas de caza. Normalmente se utilizaban en ritos y para avisar al resto de la población acerca de algún suceso.

Con el descubrimiento de los metales se empiezan a fabricar instrumentos de bronce constituidos por un cuerpo y un acabado acampanado que potenciaba el sonido. Los egipcios incluso adjudicaban la invención de este instrumento al dios Osiris. Los antiguos hebreos atribuían su invención a Moisés y asociaban su sonido a diversos ritos religiosos, algunos como la toma de Jericó donde las trompetas, un hecho histórico que acababa con el éxodo judío llegando el pueblo a Canaán.

Durante el siglo XVII de nuestra era su uso se extendió, ya construida de una manera muy parecida a la actual. Músicos como Bach incluyeron la trompeta entre los instrumentos que componían sus obras.

En el siglo XIX se introducen finalmente los pistones permitiendo la emisión de varias notas al accionarlos. Autores como Wagner se aprovecharon de este invento para dotar de sonidos espectaculares a sus obras, incluyendo en algunas de ellas hasta doce instrumentos de este tipo.

Estos son los orígenes de la trompeta, si tienes alguna sugerencia puedes escribirnos en la sección de comentarios de nuestro blog.

Share Your Thoughts